ivanojanguren.com

BLOG DE DESARROLLO PERSONAL DE 
Los 10 mejores libros de INTELIGENCIA FINANCIERA

Los 10 mejores libros de INTELIGENCIA FINANCIERA

Inteligencia financiera

Conoce las leyes básicas del DINERO


¿Por qué NO enseñan educación financiera en el Sistema Educativo?


Curioso. Cada persona se pasa al menos la mitad de su vida consciente enfrascadas en labores de distinta índole para conseguir dinero, y sin embargo ese sistema educativo en el que nos tiramos 20 años (si incluimos estudios universitarios) apenas te enseña conceptos básicos de economía: gestión del dinero, activos, pasivos, libertad financiera, interés compuesto…

La siguiente selección de libros está pensada para que entiendas la profunda importancia de que abras los ojos y comiences a crear tu propia visión acerca del dinero, y del sistema financiero; también te invitarán a que retes tu hábitos actuales (de pensamiento y de acción) que posiblemente estén impidiendo que más abundancia económica llegue a tu vida.


Inteligencia financiera: aprende las reglas del DINERO


1# PADRE RICO, PADRE POBRE de Robert Kiyosaki

¿Alguna vez te has preguntado por qué no nos imparten educación financiera en el colegio? ¿Tuviste las asignaturas “Riqueza 1” y “Riqueza 2” en el instituto o en la universidad?

Robert Kiyosaki es el padre de lo que se llama la inteligencia financiera. Según Kiyosaki, la gente que tiene abundancia económica tiene una manera de pensar, de decir y de hacer diferente a las personas de la clase media y baja. Si quieres saber qué hacen diferente las personas que les va bien en lo económico, este libro te interesa. Mucho.

Adquiere “Padre rico, padre pobre” en Amazon, si quieres profundizar, no te pierdas “El cuadrante del flujo del dinero“, Incrementa tu cociente intelectual financiero y “Segunda oportunidad” del mismo autor.

2# LOS SECRETOS DE LA MENTE MILLONARIA de T. Harv Eker

Otro gran libro con un título que podría echar para atrás a más de uno. El secreto del éxito no son tus condiciones externas, ni tus estudios, ni tus contactos (que por cierto, sí que influyen).

Además de lo anterior, las personas de éxito conocen las leyes del éxito: tu relación con el dinero, tus pensamientos sobre todo lo que haces, tus acciones (y desde dónde haces tus acciones) y tu filosofía de vida (a corto o largo plazo). 

Tras leer este libro, pensarás diferente con respecto al “origen” del dinero y de la abundancia; además de tener un buen puñado de herramientas para poner en práctica desde “ya”.

Adquiere “Los secretos de la mente millonaria” en Amazon

 3# PIENSE Y HÁGASE RICO de Napoleon Hill

No prejuzgues el libro por el “osado” título. Este libro muestra que muchas de las reglas del éxito en cualquier ámbito vital ya se conocían desde hace décadas.

Este es un libro que pone encima de la mesa una metodología para conseguir tus metas económicas, haciendo hincapié en cómo el pensamiento moldea nuestra realidad y, en consecuencia, influye en lo que nos sucede a nivel económico. 

¿Lo mejor de todo? Está a un precio irrisorio.

Adquiere “Piense y hágase rico” en Amazon

4# EL CÓDIGO DEL DINERO de Raimón Samsó

Ramón nos explica con un lenguaje sencillo las normas para poner orden en tu vida económica… y también a tu vida desde un punto de vista más global.

Una de las ideas del libro: si quieres atraer más abundancia económico, deja de pensar en qué tienes que hacer para conseguir dinero, tal vez tengas que empezar a pensar en qué tienes que SER para atraerlo.

Un libro directo, práctico, cercano y retador. 

Adquiere “El código del dinero” en Amazon. Puedes profundizar con más libros geniales de este autor con el libro Adelanta tu jubilación 

5# EL HOMBRE MÁS RICO DE BABILONIA de George S. Clason

En clave de fábula, el libro trata de manera sencilla y brillante las reglas para atraer abundancia económica a tu vida, amén de satisfacción personal. 

A través de este corto relato entenderás la importancia de administrar tu dinero, de asegurarte ingresos pasivos y de ponerlo a trabajar para ti de manera sistemática.

También sabrás que la suerte no tienen nada que ver con el azar, sino que que las personas con suerte son gente con la determinación necesaria para esperar y aprovechar las oportunidades que se le presentan en la vida, amén de ser generosos e íntegros.

Este libro te interesa MUCHO si quieres una pequeña y súper eficaz introducción a las reglas más básicas sobre la abundancia económica.

Adquiere “El hombre más rico de Babilonia” en Amazon

6# EL ECONOMISTA CAMUFLADO de Tim Hardford

   

Supe acerca de Tim Hardford, economista, a través de una recomendación de un profesor en una de las asignaturas del grado de Sociología en la Universidad donde, en un vídeo didáctico, Hardford explicaba cómo acciones individuales pueden causar comportamientos colectivos indeseados.

Incluso el expresidente de España Jose Luís Rodríguez Zapatero lo llevó en una ocasión a una sesión parlamentaria sobre los presupuestos en el año 2007.

Este es un libro que explica la economía de “las pequeñas cosas” y analiza la multitud de decisiones económicas que tomamos a cada momento y, por supuesto, cómo ser más consciente de ellas para empezar a ser un “aprendiz de economista” en lugar de “un consumidor tonto” diana del despiadado marketing. 

Adquiere “El economista camuflado” en Amazon. Puedes echarle un vistazo también a la segunda parte de este libro “El economista camuflado ataca de nuevo


Más allá de la crisis


Con estos libros que he seleccionado a continuación comprenderás qué es lo que nos ha llevado a la situación actual: un mundo donde hay cada vez una mayor desigualdad y donde la brecha social va a más.

Recuerda que el primer paso para tu abundancia económica es entender el marco histórico en el que nos encontramos, además de comprender que para que te vaya bien en la vida es necesario que los demás también les vaya bien.

7# QUÉ HARÍAS SI NO TUVIERAS MIEDO de Borja Vilaseca

Vivimos un cambio de época. Para realizarte y vivir una vida plena tienes que comprender que la época en la que obteníamos títulos para entrar en cadenas de producción ha terminado; o al menos está en profunda decadencia.

El siglo XXI será de las almas libres y valientes que decidan conocerse a sí mismos, conocer sus talentos y pasiones y hacer una profesión de ello. En este libro Borja repasará la evolución de la manera de entender la vida y el trabajo desde la Era Industrial hasta nuestros días.

Adquiere “Qué harías si no tuvieras miedo” en Amazon

8# BUENA CRISIS de Jordi Pigem

Fantástico Jordi Pigem en este libro donde reflexiona acerca del punto de inflexión en el que se encuentra la humanidad entera. Juega con el concepto “crisis” como algo positivo: en su libro el término “crisis” invita a la reflexión y a la introspección de modo que podamos salir airosos de esta época tan peculiar en la que nos está tocando vivir.

Jordi nos ofrece nuevas maneras de entender la vida, las prioridades individuales y también nuestras prioridades como especie. Nuestro futuro, el de muchas otras especies y el del planeta entero se decidirán en las próximas décadas y un cambio de paradigma vital (postmaterialista) se atisba necesario para afrontar los retos que nos esperan a la vuelta de la esquina. No te lo pierdas. Da que pensar.

Adquiere “Buena crisis” en Amazon

9# DINERO Y CONCIENCIA de Joan Antoni Melé

En este libro Joan Antoni nos quiere retar y, al mismo tiempo, nos anima a ser más conscientes y de cómo las acciones económicas (y las no económicas también) del día a día realmente afectan al orden mundial tanto a nivel económico como ecológico.

Así, pone encima de la mesa tremendas realidades que a ninguno nos gustan y de las que somos partícipes (pasiva o activamente). ¿Alguna vez te has preguntado qué hacen los bancos con el dinero que les depositas? Si no lo sabes, corre a leer este libro.

Adquiere “Dinero y consciencia” en Amazon

10# EL VALOR DEL DINERO de Ugo Biggeri

En línea con el título anterior “Dinero y conciencia”, Ugo Biggeri ofrece un verdadero instrumento de educación financiera, para entender las cuestiones clave en la banca, las finanzas y la economía.

Biggeri, presidente de Banca Etica, invita a pensar en la economía de una manera más humana, mostrando claramente cómo nuestras pequeñas decisiones son importantes. Incluso mover una cuenta corriente puede ser un acto de empoderamiento, ya que nuestro dinero quizás se esté invirtiendo en proyectos  que apoyen la visión del mundo que nos no gustaría promover. A menudo, mientras nos esforzamos por una causa justa, nuestro dinero, gestionado por los bancos, está trabajando en contra de nosotros .

«El valor del dinero no está en el dinero mismo, sino en las personas que lo usan, en las relaciones que favorece, en el bien común que crea».

Adquiere “El valor del dinero” en Amazon


Una última reflexión


En este vídeo te explico las reglas más importantes que debes seguir si quieres tener una buena relación con el dinero. Espero de todo corazón que te sirva.


¿Quieres saber más?


¿Qué libros han sido determinantes en el desarrollo de tu Inteligencia Financiera? ¿Por qué no los compartes en forma de comentario en este post para que todos podamos disfrutarlo? 🙂

Cómo NO abandonar un proyecto

Cómo NO abandonar un proyecto

Reflexiones para que el abandono NO sea una opción


¿Cuándo se ABANDONA un proyecto?


¿Sabes? Para que abandones un proyecto tiene que darse la circunstancia de que el abandono sea una opción para ti.

Menuda novedad, ¿verdad? Por eso justamente comienzo con esta obviedad: muchas personas inician proyectos con la opción del abandono en mente.

“Me doy un año para que esto salga adelante, si no, lo dejo”. ¿Te suena esta frase?

Te cuento un secreto: un proyecto, del tipo que sea (personal, profesional) es como un hijo.

Imagina que el día que nació tu primer hijo (o si no tienes, imagina que acabas de tener uno), lo sujetas en tus brazos y le dices: “Hijo mío, bienvenido al mundo. Mira, hoy resulta que me cuadran las cuentas contigo. Tengo energía, ilusión y medios para mantenerte… Pero tengo una mala noticia que darte, tal vez dentro de un par de años mis circunstancias cambien y tenga que renunciar a ti; tal vez tenga que abandonarte y así volver a mi situación previa”.

Qué locura, ¿verdad? ¿Qué pensarías de un padre/madre si le escuchases decir esto?

Claro, amigos. Los padres y madres están comprometidos con sus hijos/as. Están comprometidos hasta tal punto que el abandono ni tan siquiera es una opción. Cuando pongo este ejemplo en mis cursos muchas personas con hijos me dicen: “Iván, ¡es que ni tan siquiera me había pasado por la cabeza la posibilidad de abandonar a mis hijos!”. 

¡Claro! Porque estás comprometido/a. Porque independientemente de las vicisitudes de la vida, te las ingeniarás para sacar adelante a esa criatura y te responsabilizarás de ella hasta que pueda hacerse cargo de sí misma. La puerta del abandono no se puede abrir porque directamente no existe. ¡Ya te buscarás la vida para seguir manteniendo a tu hijo los próximos 30 años!

Repito: la puerta del abandono no existe. Por eso no puede cruzarse. Harás lo que tengas que hacer.

Compromiso

 


COMPROMISO


Eso justamente es el compromiso: la ausencia de la posibilidad de abandonoClaro, es que si algo no existe, entonces es imposible que sea una opción en tu vida.

La pregunta que te hago es: ¿qué tienes que hacer para que ese proyecto sea como un hijo? ¿Qué perspectiva nueva tienes que adoptar? ¿Qué tienes que cambiar en lo que haces o a quién sirves para que el grado de compromiso sea absoluto? Es imperativo que des respuesta a estas preguntas.

Repito: es imperativo que respondas a las preguntas del párrafo anterior. Hacer lo que haces y servir a quien sirves en el contexto del proyecto que tienes entre manos tiene que ser igual de importante que tu propia vida, que la vida de un/a hijo/a.

Para que tu grado de compromiso sea total tal vez tengas que darle más espacio, invertir en él sin que te suponga un desgaste vital o económico; tal vez tengas que cambiar algún planteamiento de forma que cuando vuelvas a él lo hagas en cuerpo y alma y totalmente comprometido.

Si algo he aprendido en estos años como emprendedor es que hay que estar abierto a cambiar casi constantemente tu manera de entregar tu valor al mundo.

Obcecarse con una idea de negocio o una manera de hacer es el peor de los errores. ¿Por qué? Porque si los resultados no llegan corremos el riesgo de abandonar. El truco es fluir, estar abiertos y probar muchas cosas diferentes para ver lo que funciona, lo que no, e indagar más en lo que funciona.

Cómo haces las cosas no es un fin en sí mismo, es un medio. El fin es para qué lo haces; si quieres que el abandono no sea una opción en tu vida tendrás que alinear estos dos aspectos.

Así, si eres coach, ¿para qué eres coach? Si eres programador web, ¿para qué eres programador web? Si eres experto en realidad aumentada, ¿para qué eres experto en realidad aumentada?

¿Qué problemas resuelves y a quién? Deja de obsesionarte tanto con el cómo y empieza en pensar en para qué si vas en serio con eso de eliminar el abandono de tu horizonte. 

 


El abandono NECESARIO


¿Cómo? ¿Abandonar puede ser necesario?  ¡Si yo creía que el abandono es siempre malo! 

¿Y si te dijese que estoy profundamente en contra de aguantar por aguantar? ¿Que no me trago eso de que uno tiene que mantearse a pie de cañón aunque se deje la vida en ello?

Recuerdo que tras una conferencia una chica se acercó y me confesó que estaba a punto cerrar su negocio y buscarse la vida trabajando para otros; me pedía algún tipo de consejo rápido que pudiese utilizar para animarla a continuar con su negocio.

Bien, lo que le contesté fue que no tenía ni idea de lo que tenía que hacer y que debía escuchar a su corazón.

Mira, piensa que si el abandono es una opción en tu vida es porque no estás lo suficientemente comprometido con ese proyecto; y esto a su vez puede ser debido a causas corregibles… o no.

¿Sabes? La vida no trata de mantener siempre los proyectos a toda costa y contra viento y marea. Muchas veces esa tendencia al abandono puede ser una señal; una señal para que demos un paso atrás y reiniciar el proyecto con otro planteamiento diferente… Inclusive para volver a una situación inicial que entendemos que es mejor que la actual para darte un tiempo.

Si puedes dar un paso atrás y replantear tu negocio para que sea como un hijo, continúa. Si no, te invito a que escuches a tu voz interior, a tu corazón, y tomes la decisión que tiene más sentido para ti.

La vida ha de ser algo motivante y sin sacrificios. No creo en el sacrificio. No creo en el esfuerzo continuado para conseguir objetivos. Creo que la vida va de vivirla, disfrutarla e invertir tu tiempo y energía solo en aquellas cosas que te elevan, que te hacen crecer y que te ayudan a crear una mejor realidad para ti mismo y para el mundo. Todo lo demás sencillamente sobra.

Mucho cuidado con sacrificarte porque en una última instancia tu vida es un proyecto continuo y si permites que ese sacrificio esté presente siempre en tu vida, tal vez nunca te sientas en paz.

Ojo, una vida sin sacrificios es compatible con aceptar retos y desafíos. No se trata de no hacer nada y estar tirado en el sofá, ¡qué va! Se trata de que cada instante que inviertas en ese proyecto tenga sentido pleno y que si al final la cosa no sale como esperas, sentir que al menos has disfrutado por el camino.

Buen viaje.

 

Claves para que te vaya bien en la vida

Claves para que te vaya bien en la vida

Aprende la regla número 1 de las personas que les va bien en la vida.


Mala suerte


Es curioso cómo tendemos a justificar el éxito de los demás como “buena suerte”; y al contrario, explicamos rápidamente nuestra situación poco satisfactoria como “mala suerte”.  “Qué suerte has tenido, no compraste tu vivienda en plena burbuja inmobiliaria” o “Qué suerte has tenido, has conservado tu empleo”, “Qué mala suerte tengo, a mí no me han subido el sueldo” o “Qué mala suerte tengo, no consigo clientes”.

Mira, cuando le echas la culpa de tu situación al azar estás haciendo 3 cosas poco deseables:

  • Estás entregando tu bienestar al puro AZAR. Es decir: te estás negando mejorar y conseguir lo que quieres… Y ¿por qué? Porque crees que tu devenir no depende de algo que puedas hacer diferente o mejor, sino que depende de una alineación de astros o de que los duendes del bosque se confabulen a tu favor. Crees eso de que “El hombre propone y dios dispone”. Me estoy llevando las manos a la cabeza en estos momentos.
  • Te estás negando aprender de la experiencia de la otra persona. ¿Y si a esa persona le va bien porque hizo algo que tal vez tu puedas aplicar en tu propia vida? Una de las claves para conseguir resultados diferentes (mejores) es hacer algo distinto y es ahí fuera donde puedes aprender nuevas maneras de hacer para llevarlas a tu propio terreno.
  • Estás restando valor a lo conseguido por la otra persona. ¿Y si no ha sido suerte? ¿Y si esa persona estudió muy bien el mercado antes de comprar un piso? ¿Y si se encargó en su empleo de volverse imprescindible durante el periodo de crisis? ¿Y si estableció un plan con sus superiores para garantizar una subida de sueldo a través de su desempeño en el trabajo?

Suerte pretexto fracasados


¿Quieres dejar de tener mala suerte? Nunca apuestes.


Quiero ser directo. Taxativo. Y es que necesito captar tu atención: deja de apostar. No lo hagas.

¿Sabes? Apostar significa que quieres atraer algo bueno a tu vida y en lugar de hacer lo que tienes que hacer para conseguirlo, lo dejas en manos del azar. 

Es decir: pierdes el control de tu devenir (independientemente del contexto) y lo pones en manos de las hadas del bosque.

Hadas: esos seres con tanto impacto real en nuestras vidas. Si tienes entre 2 y 5 años.

 


En lugar de apostar, haz esto.


1# Toma siempre la mejor decisión disponible

Siempre que tengas que tomar una decisión para conseguir algo que deseas, toma aquella que consideras dadas tus circunstancias y la información que manejas (o que puedes conseguir) como la mejor decisión. No se trata de que aciertes con la decisión: se trata de que sea la que tiene más sentido para ti desde un punto de vista racional.

 

2# Comprométete siempre a aprender.

Independientemente del resultado que obtengas con la decisión, comprométete siempre a aprender. El aprendizaje es lo que provocará que tu siguiente decisión sea más sabia, es decir, tendrás más probabilidades de acertar.

 

3# Tu vida no puede irse por la borda si las cosas no salen como esperas.

Cuando vayas a tomar una decisión, sobre todo si implica una inversión económica, tienes que pensar, ¿qué impacto tiene en mi vida el hecho de que pase lo peor que pueda pasar? Este es el gran secreto: tienes que poder seguir adelante si las cosas no salen como esperas.

Viene a mi mente el famoso caso de las cuentas preferentes en España donde miles de personas (en su mayoría gente de cierta edad) apostaron, con su buen corazón, todos sus ahorros en este tipo de producto de riesgo que terminó realmente mal.

No se trata de echar la culpa a nadie; se trata de que entendamos que en una última instancia nosotros somos los dueños de lo que hacemos con nuestra vida y, bajo mi punto de vista, estas personas no se pusieron en lo peor. Simplemente creyeron al banquero de confianza que tenía que cubrir el cupo del año sin pensar en lo que podría suponer que lo peor que pudiera pasar, pasase.

 

Juego nunca apuestes

 


LOTERÍAS


¿Sabes lo que son las loterías?

Las loterías son el impuesto que pagan las personas que no asumen la responsabilidad de hacerse cargo de sí mismas. Ni más ni menos.

¿Sabías que 20 personas se mueren al año en España debido a picaduras de abejas y avispas? Es decir, tienes 20 veces más posibilidades el año que viene de que mueras por choque anafiláctico debido a una picadura de abeja de que te toque la lotería de Navidad. Es así.

Mucha gente me dicen eso de que la lotería mantiene viva la esperanza de un futuro mejor en las personas. La cuestión es que personalmente no me queda claro cuándo las loterías son un impulsor vital  y cuando son una barrera; estoy cansado de ver personas quejándose constantemente por sus trabajos e implorando al cielo que les toque la lotería para terminar con su sufrimiento.

Esto, amigos, no es esperanza. Es delegar tu felicidad en algo que no puedes controlar. Y que además es profundamente improbable. Y no solo eso, según un estudio conjunto de la Universidad de Northwestern y la Universidad de Massachusetts titulado “Los ganadores de la lotería y las víctimas de accidentes: ¿Es la felicidad relativa?”, al cabo de un año los niveles de felicidad de las personas que les ha tocado la lotería son prácticamente los mismos que antes de ser premiados.

Ah! Un último dato. El 80% de las personas que les toca la lotería se encuentran a los 10 años en una situación económica similar o peor que antes de ganar el premio. Claro, amigos, la gente pobre que les toca la lotería no se transforma en rica: son solo pobres a los que les ha tocado la lotería.

 


YA TE HA TOCADO LA LOTERÍA


1 entre 400.000.000.000.000 

Esta es la probabilidad* de que hayas nacido.

Es la misma probabilidad de que si 2 millones de personas quedamos en el mismo lugar y lanzásemos a la vez un dado con 1.000.000.000.000 de caras, todos sacásemos EL MISMO número en la primera y única tirada.

Eso es. La probabilidad de que estés leyendo esto es casi 0. Es despreciable.

Así que, por favor, deja de dar tu vida por sentada. No caigas en la trampa de creer que eres un desdichado… 

… porque, amigo/a mío/a,  ya te ha tocado la lotería más valiosa de todas: vivir.

 

Feliz vida.

*Fuente: https://www.huffingtonpost.com/dr-ali-binazir/probability-being-born_b_877853.html

Cómo convivir con la INCERTIDUMBRE

Cómo convivir con la INCERTIDUMBRE

Asumir la incertidumbre es honrar la vida. Descubre por qué.


El CAMBIO


Qué poco nos gusta el cambio, ¿verdad? Es más, el refranero popular (sabio a veces y profundamente esperpéntico casi siempre) tiene un refrán (de los esperpénticos) que le viene ni pintado: “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy”.

En una ocasión un profesional de la salud me dijo en una conferencia: “El hombre busca siempre de manera imperiosa la certidumbre; nos horroriza el hecho no saber lo que va a ocurrir”. Y justo por eso es tan importante que integres el cambio y la incertidumbre como algo natural en tu vida, ¿por qué? Porque solo a través del cambio añadirás más certidumbre a tu vida.

¿Cómo?

Sigue leyendo. Estás a punto resolver el enigma.

 


El CAMBIO es neutro


¿Sabes? Ahora mismo mientras lees esta frase, 500.000 células de tu cuerpo se han muerto y han sido reemplazadas por otras. Esto significa que la totalidad de los 30 billones (aproximadamente) de células que componen tu cuerpo se regeneran cada 7 años (aproximadamente), es decir, desde un punto de vista celular/físico eres una persona completamente diferente que hace 7 años.

Mira, todo evoluciona: el clima, la naturaleza… Incluso tu manera de entender el mundo cambia. Por ejemplo, ¿qué era para ti la felicidad cuando tenías 5 años? ¿Y cuando tenías 15? ¿Piensas lo mismo acerca de la felicidad hoy en día? 

Seguro que no. ¿Por qué? Porque todo está siempre en constante desarrollo, en constante transformación, en constante CAMBIO.

El cambio ni es bueno, ni es malo, simplemente “es”. Es neutro. Así, esta es la primera reflexión: trata de no pensar en el cambio como algo “a evitar” o “no deseable”. Es utópico renegar del cambio. Sería como renegar de lo que está hecha esta vida.

 cambio


Integra el cambio en tu vida.


Deja de pelearte con el cambio, no tiene sentido. Es muy (muy) poco hábil enzarzarte en una lucha con el cambio… En lugar de eso, intégralo en tu vida. Asúmelo.

Entiende que no se trata de hacer cosas para que “el cambio no llegue”, se trata de llevar a cabo acciones (y también tener actitudes) que nos ayuden a estar siempre alerta ante los cambios.

Lee el anterior párrafo las veces que necesites. Es de una importancia tremenda.

Diría más: tienes que forzar cambios si lo que quieres es mantener lo que de verdad quieres en tu vida (estabilidad económica, salud, etc). Por ejemplo, tal vez tengas que cambiar tus procesos, tus productos/servicios (o como presentarlos) si quieres mantener tu presencia en el mercado. O tal vez tengas que formarte en algo diferente para hacerte más imprescindible en tu empresa y así mantener tu puesto de trabajo.

¿Se entiende la idea? Solo a través de honrar los cambios que tienes que hacer podrás honrar lo que de verdad te importa la vida… Y mantenerlo.

 


Pasos para integrar el CAMBIO en tu vida


Paso 1# Interioriza que el cambio es algo natural.

Como te conté antes, no trates de ver el cambio como algo “malo”. El cambio simplemente “es”. Es imposible que lo que estás haciendo y cómo lo estás haciendo funcione siempre o dure para siempre. Imposible. Quítatelo de la cabeza a la de “ya”.

 

Paso 2# Haz una lista de las cosas que te gustaría mantener en tu vida.

Escribe todas esas cosas que te gustaría mantener en la vida y piensa, ¿qué tengo que hacer diferente para mantenerlas? ¿Cómo puedo asegurarme de mantener esto a largo plazo?  Por ejemplo: “Quiero mantener mi buena relación con mis allegados“, o “Quiero mantener mi línea de crecimiento en mi empresa

Lo que saldrán son una serie de tareas, ideas, reflexiones y también cambios que tendrás que llevar a cabo en tu vida. Por ejemplo: “Organizaré una comida familiar todos los años” o “Hablaré con mi jefe para ver en qué áreas debo mejorar para aportar más valor a mi empresa“, respectivamente.

 

Paso 3# Cambia algo en tu vida

Anota todas las acciones derivadas del paso anterior y prográmalas lo antes posible. Cambia algo en tu vida para mantener lo que quieres mantener.

Miedo al cambio


Una reflexión final


Te cuento una creencia personal: en el fondo me horroriza la certidumbre. Me aterra creer que ya nada va a cambiar en mi vida. Menudo sopor de existencia si cada día fuese una repetición el día anterior hasta el fin de mis días.

Los cambios, incluso aquellos inesperados, me sitúan en un lugar vital impensable y provocan una descarga de nuevas ideas, oportunidades, proyectos e incluso amistades. Cada vez que un cambio inesperado e ineludible llama a mi puerta procuro abrazarlo y confiar en que nunca sabes qué nuevas puertas podría abrir.

Eso sí, siempre procuro llevar todo lo bueno que tengo ahora (e innegociable) en la situación de cambio. Pero ya no me resisto. Guardo esa energía para abrazar la nueva situación y gestionarla. 

Ahora, dime, ¿Qué vas a hacer para mantener en tu vida aquello que quieres? ¿Qué nueva actitud vas a tener ante el siguiente cambio ineludible? 

Feliz vida.

 

 

Alégrate por el éxito de los demás

Alégrate por el éxito de los demás

Alégrate por el éxito de los demás

Te interesa (mucho) que a los demás les vaya bien. Descubre por qué.


¿Por qué te interesa que a todo el mundo le vaya bien?


Para saber cómo actuar en muchas situaciones de mi vida, me encanta imaginar supuestos donde todos hagamos o pensemos algo de un modo en concreto. Si el resultado del supuesto me gusta, normalmente adquiero esa actitud.

Por ejemplo, ¿cómo sería el mundo si todos renunciásemos a la violencia? ¿O qué mundo construiríamos si todos nos dedicásemos en la vida a lo que en realidad queremos dedicarnos? Me parece una herramienta alucinante, sencilla y tremendamente potente.

Así, imagina que en tu pueblo o en tu ciudad absolutamente a todo el mundo le va bien. En serio, ponte en situación: sales a la calle y sin excepción, a todos les va estupendamente bien (¡eh! Cada uno a su manera y con su particular forma de entender el éxito).

Ahora, piensa, ¿cómo crees que te va a ir a ti por extensión? Si a todos les va bien y eres trabajador por cuenta ajena, significa que más empresas estarán dispuestas a contratarte  (claro, es que les va bien); y si eres un prestador de servicios o productos, más personas estarán dispuestas a adquirir lo que les puedes ofrecer.

Ahora te invito a que hagas el ejercicio contrario: imagínate que a todas las personas que te encuentras en la calle les va mal. A todos, sin excepción. ¿Cómo crees que te irá a ti? ¿Qué tipo de futuro crees que te espera? Exacto. Nadie podrá/querrá contratarte. Nadie podrá adquirir tus productos o servicios (no tendrán dinero para ello).

Ahora, dime, ¿en cuál de las dos situaciones te gustaría vivir?

Me lo suponía.

 


Deja de pensar


Situación: te encuentras con un conocido o amigo y te da lo que él/ella considera una buena noticia: ha conseguido ese empleo, le han ascendido, le ha salido bien ese proyecto o simplemente le ha sucedido algo que considera que es “bueno”. ¿Qué es lo primero que piensas? ¿Qué pasa por tu cabeza?

…Y justamente ese es el problema: que comenzamos a pensar. Comenzamos a juzgar para ser exactos; juzgamos a la otra persona o a nosotros mismos… Pensamos: ¿esto, cómo me afecta?.

Error.

alégrate por el éxito de los demás

 


Juzga menos. Alégrate más.


Alégrate siempre por el éxito de los demás. Siempre.

Cuando alguien te dice lo bien que le ha ido en algún aspecto de su vida te invito a que simplemente te alegres. Ya está. No tienes que hacer nada más. No pienses. 

Simplemente alégrate y muestra tu alegría a la otra persona. Hazle sentir que de corazón estás contento por lo bien que le está yendo. Recuerda que te conviene que a la gente le vaya bien ahí fuera.

Además, alegrándote consigues dos cosas. Por un lado recibes el estímulo directo de la alegría: esa emoción tan necesaria en nuestras vidas (solo por esto ya merece la pena que te alegres); por otro le entregas a la otra persona lo que se llama el “refuerzo positivo”, de forma que esa persona entienda que eso que le está pasando está “bien” y podrá repetir lo que hizo en el futuro para seguir cosechando éxitos.

¿Acaso no te gusta a ti que los demás se alegren por ti? Piensa en el día de tu boda, o cuando conseguiste tu último empleo, o el día que nació tu hijo. Ahora imagina a todos tus allegados cabizbajos cuando les cuentas la noticia. ¿Verdad que no mola nada de nada?

Te regalo una reflexión: la abundancia, el éxito, no es algo que te llega sin más. La abundancia tiene que ver con la generosidad, con cuánto entregas y aportas ahí fuera (alegrarte por el éxito de alguien también es un acto de generosidad). El universo no entiende que quieras abundancia para ti si no la quieres para tu vecino. Y si no lo entiende, amigo/a mío/a, nunca te la entregará.

 


¿Te atreves a alegrarte por los demás?


Te propongo un reto: la próxima vez que te enteres que le va bien a alguien de tu entorno, te invito a que le llames por teléfono o quedes con esa persona a tomar un café y le digas: “Me alegro muchísimo por ti. Enhorabuena, de corazón”.

Si te resulta muy forzado, no pasa nada: mírate en el espejo y repite 40 veces lo que le vas a decir: “¡Me alegro muchísimo por ti!” Repítelo hasta que suene sincero, hasta que de verdad te lo creas. 

Tu allegado te lo agradecerá. Tú lo agradecerás. El mundo te lo agradecerá. Yo te lo agradeceré.