ivanojanguren.com

BLOG DE DESARROLLO PERSONAL DE 

Cómo convivir con la INCERTIDUMBRE

Escrito por: Iván Ojanguren
Publicación: enero 31, 2018

SUSCRÍBETE

Recibirás GRATIS mi “Guía para descubrir tu talento”

Asumir la incertidumbre es honrar la vida. Descubre por qué.


El CAMBIO


Qué poco nos gusta el cambio, ¿verdad? Es más, el refranero popular (sabio a veces y profundamente esperpéntico casi siempre) tiene un refrán (de los esperpénticos) que le viene ni pintado: “Virgencita, virgencita, que me quede como estoy”.

En una ocasión un profesional de la salud me dijo en una conferencia: “El hombre busca siempre de manera imperiosa la certidumbre; nos horroriza el hecho no saber lo que va a ocurrir”. Y justo por eso es tan importante que integres el cambio y la incertidumbre como algo natural en tu vida, ¿por qué? Porque solo a través del cambio añadirás más certidumbre a tu vida.

¿Cómo?

Sigue leyendo. Estás a punto resolver el enigma.

 


El CAMBIO es neutro


¿Sabes? Ahora mismo mientras lees esta frase, 500.000 células de tu cuerpo se han muerto y han sido reemplazadas por otras. Esto significa que la totalidad de los 30 billones (aproximadamente) de células que componen tu cuerpo se regeneran cada 7 años (aproximadamente), es decir, desde un punto de vista celular/físico eres una persona completamente diferente que hace 7 años.

Mira, todo evoluciona: el clima, la naturaleza… Incluso tu manera de entender el mundo cambia. Por ejemplo, ¿qué era para ti la felicidad cuando tenías 5 años? ¿Y cuando tenías 15? ¿Piensas lo mismo acerca de la felicidad hoy en día? 

Seguro que no. ¿Por qué? Porque todo está siempre en constante desarrollo, en constante transformación, en constante CAMBIO.

El cambio ni es bueno, ni es malo, simplemente “es”. Es neutro. Así, esta es la primera reflexión: trata de no pensar en el cambio como algo “a evitar” o “no deseable”. Es utópico renegar del cambio. Sería como renegar de lo que está hecha esta vida.

 cambio


Integra el cambio en tu vida.


Deja de pelearte con el cambio, no tiene sentido. Es muy (muy) poco hábil enzarzarte en una lucha con el cambio… En lugar de eso, intégralo en tu vida. Asúmelo.

Entiende que no se trata de hacer cosas para que “el cambio no llegue”, se trata de llevar a cabo acciones (y también tener actitudes) que nos ayuden a estar siempre alerta ante los cambios.

Lee el anterior párrafo las veces que necesites. Es de una importancia tremenda.

Diría más: tienes que forzar cambios si lo que quieres es mantener lo que de verdad quieres en tu vida (estabilidad económica, salud, etc). Por ejemplo, tal vez tengas que cambiar tus procesos, tus productos/servicios (o como presentarlos) si quieres mantener tu presencia en el mercado. O tal vez tengas que formarte en algo diferente para hacerte más imprescindible en tu empresa y así mantener tu puesto de trabajo.

¿Se entiende la idea? Solo a través de honrar los cambios que tienes que hacer podrás honrar lo que de verdad te importa la vida… Y mantenerlo.

 


Pasos para integrar el CAMBIO en tu vida


Paso 1# Interioriza que el cambio es algo natural.

Como te conté antes, no trates de ver el cambio como algo “malo”. El cambio simplemente “es”. Es imposible que lo que estás haciendo y cómo lo estás haciendo funcione siempre o dure para siempre. Imposible. Quítatelo de la cabeza a la de “ya”.

 

Paso 2# Haz una lista de las cosas que te gustaría mantener en tu vida.

Escribe todas esas cosas que te gustaría mantener en la vida y piensa, ¿qué tengo que hacer diferente para mantenerlas? ¿Cómo puedo asegurarme de mantener esto a largo plazo?  Por ejemplo: “Quiero mantener mi buena relación con mis allegados“, o “Quiero mantener mi línea de crecimiento en mi empresa

Lo que saldrán son una serie de tareas, ideas, reflexiones y también cambios que tendrás que llevar a cabo en tu vida. Por ejemplo: “Organizaré una comida familiar todos los años” o “Hablaré con mi jefe para ver en qué áreas debo mejorar para aportar más valor a mi empresa“, respectivamente.

 

Paso 3# Cambia algo en tu vida

Anota todas las acciones derivadas del paso anterior y prográmalas lo antes posible. Cambia algo en tu vida para mantener lo que quieres mantener.

Miedo al cambio


Una reflexión final


Te cuento una creencia personal: en el fondo me horroriza la certidumbre. Me aterra creer que ya nada va a cambiar en mi vida. Menudo sopor de existencia si cada día fuese una repetición el día anterior hasta el fin de mis días.

Los cambios, incluso aquellos inesperados, me sitúan en un lugar vital impensable y provocan una descarga de nuevas ideas, oportunidades, proyectos e incluso amistades. Cada vez que un cambio inesperado e ineludible llama a mi puerta procuro abrazarlo y confiar en que nunca sabes qué nuevas puertas podría abrir.

Eso sí, siempre procuro llevar todo lo bueno que tengo ahora (e innegociable) en la situación de cambio. Pero ya no me resisto. Guardo esa energía para abrazar la nueva situación y gestionarla. 

Ahora, dime, ¿Qué vas a hacer para mantener en tu vida aquello que quieres? ¿Qué nueva actitud vas a tener ante el siguiente cambio ineludible? 

Feliz vida.

 

 

3 Comentarios

  1. Mónica Hebe López

    Cierto es que si queremos cambiar las cosas, si queremos que algunas permanezcan, si queremos abrirnos al impactante desafío de nuevas cosas…. hay que nadar en el cambio. Si nos resistimos sufriremos el viaje. La vida es cambio constante, nada es estático, devenir del tiempo. Pretender permanecer sería aburridisimo, si. Y particularmente escapo del aburrimiento….. cambio renovación reencuentro desafío ideas vida !!!

    Responder
    • Iván Ojanguren

      Muy buenas Mónica!

      Me alegra verte por este espacio!!

      Menudo aburrimiento vivir todos los días la misma vida, ¿verdad? ¡Gracias por tus sabias palabras!

      Ivan

      Responder
      • Mónica Hebe López

        Iván… por eso es que las personas que hacen siempre lo mismo pretendiendo mantener así su seguridad resultan aburridas ??

        Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados