ivanojanguren.com

BLOG DE DESARROLLO PERSONAL DE 
Los 10 mejores libros para DESCUBRIR tu VOCACIÓN PROFESIONAL

Los 10 mejores libros para DESCUBRIR tu VOCACIÓN PROFESIONAL

Claves para encontrar tu TALENTO y VOCACIÓN PROFESIONAL 


VOCACIÓN PROFESIONAL: lo que tienes que saber


La selección de libros que te presento está basado en 3 ideas:

  • Primera idea: encontrar tu vocación profesional es sinónimo de disfrutar con lo que haces; para ello es crucial que encuentres aquello que se te da bien de forma natural: tu talento; además, tendrás que descubrir a quién quieres servir con tu trabajo: es la base de que el trabajo sea una parte deseable más de tu vida.
  • Segunda idea: tienes que entender en qué contexto histórico estás viviendo para encontrar tu verdadera pasión y profesionalizarla. La Era Industrial ha terminado y la viejas ideas y maneras de entender el mundo ya no sirven en la época actual: La Era de la Información o Era del Conocimiento; un momento histórico donde lo que realmente genera riqueza es el uso de la información para resolver problemas que merezcan la pena ser resueltos.
  • Segunda idea: puedes buscar trabajo ahí fuera trabajando para otros o bien ir abriéndote camino profesionalmente por tu cuenta. Las dos opciones son válidas. Para la primera te propongo que leas mi artículo “Cómo encontrar trabajo“. Si quieres indagar en la segunda, te dejo unos libros que estoy seguro de que te ayudarán a comenzar el viaje.

Vamos a por ello.

 


Descubre tu TALENTO. 


1# EL ELEMENTO de Ken Robinson

¿Cuál es tu talento? ¿Qué aptitudes naturales e innatas tienes para hacer algo fantásticamente bien? El autoconocimiento también implica que conozcas muy bien cuál es tu talento, tu don natural. Solo a través de la expresión de tu talento podrás sentirte realizado/a.

Si no conoces aquello que se te da bien de manera natural, corre a tu librerías más cercana y pide este libro. Te dará ideas, pautas y estrategias para que poco a poco entiendas qué es esto del “talento”.

Adquiere “El elemento” en Amazon. Si quieres profundizar puedes seguir con la segunda parte del mismo autor “Encuentra tu elemento

 

2# APASIÓNATE de Iván Ojanguren

Iván trabajó durante 10 años en multinacionales y tras experimentar una profunda crisis con su actividad profesional, decidió cambiar el rumbo profesional de su vida.

Tras completar el viaje ordenó todas aquellas herramientas, actitudes e ideas que le sirvieron en su viaje al encuentro de su vocación profesional y las regaló al mundo en este libro, convencido de que podía ayudar a otros a que esto de trabajar sea algo, incluso, deseable.

En este libro encontrarás herramientas para descubrir y desarrollar tu talento natural, así como ideas para desarrollarlo y profesionalizarlo.

Adquiere “Apasiónate” en Amazon

 

3# IKIGAI de Francesc Miralles y Héctor García

                

“Ikigai” es una palabra japonesa que se podría traducir como “la razón de ser”. 

Los autores entrevistaron a decenas de habitantes de Okinawa, el lugar del mundo donde se concentra la mayor población de centenarios, todos con unas tremendas ganas de vivir. Cuando les preguntaban la razón de tener tantas ganas de vivir, ellos respondían “ikigai”.

Ikigai significa identificar aquello en lo que eres bueno, que te da placer realizarlo y que, además, sabes que aporta algo al mundo.

Un libro fantástico para comenzar a hacerte preguntas acerca de las áreas en las que brillas y cómo ponerlas al servicio de los demás.

Adquiere “Ikigai” en Amazon. También te recomiendo la segunda parte, “El método ikigai” con un cariz tal vez más práctico que la primera y famosa entrega.

 

4# INTELIGENCIAS MÚLTIPLES de Howard Gardner

Gracias a Howard Gardner ya sabemos que hay muchas formas de “ser listo”, más allá de la definición clásica de inteligencia ligada casi siempre al razonamiento lógico-matemático o a la lingüística, existen otras inteligencias no menos importantes: intrapersonal, interpersonal, cinética, espacial, musical y naturalista.

Me encanta la definición del autor de este concepto: “Inteligencia es la capacidad del ser humano para resolver problemas de la índole que sean por el medio que sea”. Así, eres “listo” cuando arreglas un aparato electrónico, cuando tocas bien la guitarra o cuando empatizas con tu pareja en un momento difícil. Estás resolviendo “problemas” a través de algún medio.

Es un imperativo que las conozcas todas las formas que tienes de ser “inteligente” para que seas consciente de que tu talento puede estar en algún espectro que ni si quiera te habías planteado.

Un libro fantástico y absolutamente necesario y revelador.

Adquiere “Inteligencias múltiples” en Amazon

 


PROFESIONALIZA TU PASIÓN


5# VIVIR SIN JEFE de Sergio Fernández

En este libro Sergio hace un repaso de todos los errores que se suelen cometer cuando te lanzas a trabajar por tu cuenta: cómo planificar nuestro trabajo, cómo proyectar la imagen que quieres proyectar, cómo explicar lo que puedes hacer por los demás y cómo relacionarte con otras personas.

Un libro eminentemente práctico, como todo lo que escribe Sergio…, y me encanta.

Adquiere “Vivir sin jefe” en Amazon

 

6# QUÉ HARÍAS SI NO TUVIERAS MIEDO de Borja Vilaseca

Vivimos un cambio de época. Para realizarte y vivir una vida plena tienes que comprender que la época en la que obteníamos títulos para entrar en cadenas de producción ha terminado; o al menos está en profunda decadencia.

El siglo XXI será de las almas libres y valientes que decidan conocerse a sí mismos, conocer sus talentos y pasiones y hacer una profesión de ello. En este libro Borja repasará la evolución de la manera de entender la vida y el trabajo desde la Era Industrial hasta nuestros días.

Adquiere “Qué harías si no tuvieras miedo” en Amazon

 

 7# EL LIBRO NEGRO DEL EMPRENDEDOR de Fernando Trias de Bes

Contado en clave de “lo que no debes hacer”, Fernando nos expone su particular (y acertada) visión sobre qué razones son las causantes de que más de la mitad de los proyectos empresariales no lleguen a buen puerto en el medio plazo. Por supuesto, luego nos cuenta cómo evitar que esto suceda.

El libro habla de motivación, del carácter adecuado para emprender, de cómo aliarse con otras personas, de la idea de éxito o, entre otras cosas, de qué deberás tener en cuenta antes de sacar un producto o servicios. 

Adquiere “La semana laboral de 4 horas” en Amazon

 

 

8# LA BUENA SUERTE de Alex Rovira 

¿Puedes crear la suerte? En este libro los autores nos demuestran que, efectivamente, la suerte es algo que puedes generar en tu vida. 

Disfrazado de cuento, en este libro aprenderás que la suerte es una mezcla de preparación y oportunidad… y las oportunidades siempre están ahí, esperándote. Corto, sencillo y con un buen puñado de valiosas reflexiones que rompen muchos mitos sobre “la suerte”.

Adquiere “La buena suerte” en Amazon

 

9# LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA de Stephen R.Covey

De una forma tremendamente cercana y práctica, Stephen nos propor

Otra gran libro para leer con un lápiz en la mano, subrayar y poner en práctica desde la primera página.

Adquiere “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” en Amazon

 

10# START SOMETHING THAT MATTERS de Blake Mycoskie

No, no me he equivocado. Y sí, el libro está en inglés (no he encontrado una traducción digna del libro).

De todos modos: no te asustes; el inglés de Blake es sumamente sencillo, cercano y directo. Con tus conocimientos del instituto lo leerás fácilmente, créeme.

Reconozco que este libro me marcó. Blake montó “Toms”, una empresa de venta de calzado mediante la cual, por cada par de calzado vendido, proporcionaba otro para a una familia necesitada en Argentina.

Me emocionó la idea de poder hacer negocio real y con beneficios a la vez que haces una labor social y contribuyes a crear un mundo mejor ahí fuera. Me inspiró para incrustar en mi modelo de negocio la acción social.

Tremendamente inspirador. No dejes que el inglés te asuste: te perderías algo increíble.

Adquiere “Start something that matters” en Amazon


¿Quieres saber más?


¿Qué libros han sido determinantes en tu vida para encontrar tu vocación? ¿Por qué no los compartes en forma de comentario en este post para que todos podamos disfrutarlo? 🙂

Claves para crear productos y servicios de valor

Claves para crear productos y servicios de valor

Por qué no vendo productos servicios

Descubre por qué NADIE compra productos o servicios.


¿Compras productos/servicios?


Menuda perogrullada de pregunta, ¿verdad? 

Productos y servicios: ¿qué son? ¿Para qué los compramos? O si eres de los que los proporcionan a terceros, ¿Para qué fabricas productos u ofreces servicios a los demás?

Si a esta última pregunta  has contestado algo así como “Para venderlos” o “Para ganar dinero”, amigo/a te imploro que llegues leas hasta el final de este artículo.

Te regalo un secreto a voces: no compramos productos ni servicios. Lo que en realidad compramos son soluciones. Tenemos un montón de problemas o necesidades que satisfacer y es justo a través de los productos y servicios como tapamos ese hueco.

 


Compramos SOLUCIONES


Es decir, no compras una aspirina: estás comprando que se te pase el dolor de cabeza. No compras un billete de tren: estás comprando desplazarte a esa ciudad a la que quieres ir. No compras una campaña de publicidad: compras que más personas conozcan tu negocio y se conviertan en clientes tuyos. No compras un logo para tu empresa: estás comprando que los demás te identifiquen con un símbolo gráfico.

Podría estar así eternamente.

Te cuento un secreto: estoy pensando seriamente en dejar de asistir temporalmente a eventos de networking, ¿y sabes por qué? Porque estoy un poquito cansado de personas que me ofrecen cosas: te hago una página web, te hago la corrección ortotipográfica de tu próximo libro o te gestiono tus redes sociales.

Claro, es que yo (al igual que todos) no compro productos ni servicios. Compro soluciones. Compro el valor que ese producto o servicio puede aportar a mi vida… Pero nos empeñamos en seguir poniendo el foco en cómo te voy a aportar en lugar de centrar el tiro en qué te voy a aportar.

Por desgracia, (casi) nadie se acerca a mí y me dice: “Mejoraré tu imagen en internet y conseguiré que más personas se beneficien de tus comentarios en las RRSS” o “Convierto tu libro en algo bello, limpio, pulcro y sencillo de leer”No. Todo gira entorno a “Págame X al mes para gestionar tus RRSS” o “Págame X por cada página corregida“.

Me estoy llevando las manos a la cara en estos momentos.

Te seré sincero: cuando alguien se presenta y lo primero que me dice es su profesión, directamente huyo. Escapo. Tu profesión no me dice NADA de lo que puedes hacer por mí, como ya te expliqué en este post “Probablemente no sabes explicar a lo que te dedicas“.

Mira, si lo primero que me espetas es tu profesión, es posible (¿probable?) que no tengas claro qué problema me puedes solucionar.

Compramos soluciones

 


¿Qué problema solucionas?


Así, si no quieres que cada vez más y más personas huyan de ti en los eventos de networking, en lugar de centrar la atención en cómo haces las cosas, mejor piensa, ¿qué beneficios consiguen las personas que adquieren lo que les ofreces?

Eso es lo que estás vendiendo. Eso es lo que te van a comprar. Ese es el mensaje que tienes que tener grabado a fuego en tu negocio. Es tu mantra. Es lo que tiene que salir de forma inmediata cuando te presentas.

¡Ey! Esto no me lo he inventado yo. Esto ya tiene un nombre: tu MISIÓN como empresa: ¿qué vas a aportar tú concretamente al mundo de modo que soluciones algún problema ahí fuera? 

Tus productos y servicios son la manera de articular tu misión como negocio, pero no son tan importantes. Sí, lee la anterior frase las veces que necesites. Lo único importante es que cumplan con su función como productos: solucionar el problema para el cual han sido creados.

 


También compramos SIGNIFICADO


¿Te has preguntado alguna vez por qué las personas compran productos ecológicos aún siendo más caros? ¿O por qué la gente se pasa a la banca ética aunque te cobre más comisiones? ¿O por qué compramos ropa sostenible aún existiendo menos variedad?

Cada vez hay más gente que antes de comprar una crema le da la vuelta al envase y busca si ha experimentado con animales. O si va a un hotel se cuida de que tenga certificaciones que aseguren que son amables con el medio ambiente.

Tu visión como empresa

¿Qué significa esto? Pues que cada vez más personas compramos significado. Compramos soluciones, sí, pero al mismo tiempo buscamos que esa solución esté alineada con nuestra manera concreta de entender el mundo.

Es una sensación tan fantástica cuando te llama una teleoperadora de otra compañía de teléfono y tras espetarte una oferta del tipo PagaCeroDuranteUnAñoYdeRegaloUnIphone, vas y le dices: “Lo siento no me interesa porque ya estoy con una compañía ética”. Uno se siente dueño de sus decisiones, oye.

¿Por qué te cuento esto? Porque tienes que encontrarle el significado a aquello que ofreces a los demás. Más allá del producto/servicio, más allá del problema que soluciones, tienes que pensar: ¿qué líneas rojas existen? ¿Vendo a toda costa independientemente de la causa a la que sirva? ¿Qué problema global/general quiero solucionar a través de mi trabajo? ¿A qué causa mayor sirvo?

Esto es lo que se llama tu VISIÓN del mundo y tiene que estar perfectamente alineado con tu MISIÓN y también con tus productos y servicios.

 


Ahora, dime, ¿qué vendes?


Si vas en serio con tu negocio, empieza a pensar ya en tu Misión y en tu Visión como empresa

Recuerda: todos compramos soluciones y cada vez más personas compran significado. Si no tienes clara tu solución o si no puedes explicar por qué tienen que elegirte a ti y no a otro… Tal vez tengas que replantearte tu modelo de negocio.

 

Aprende a explicar a lo que te dedicas (Elevator pitch)

Aprende a explicar a lo que te dedicas (Elevator pitch)

A qué te dedicas

 

Tu PROFESIÓN está lejos de explicar “a lo que te dedicas”. Descubre por qué.


 ¿A qué te dedicas?


Soy psicóloga. Soy ingeniero. Soy periodista. Soy profesora. Soy trabajador social. Soy regidora. Soy gerente. Soy directora. Soy albañil. Soy mecánico. Soy fresador. Soy informática.

¿Te suenan estas contestaciones? Seguro que sí. 

El otro día estaba en un Blablacar, conduciendo de Madrid a Gijón y me hicieron esta misma pregunta. Yo contesté: “Me dedico a acompañar a las personas al encuentro de sus objetivos, ayudándoles a encontrar su vocación y propósito vital. Todo esto lo hago para colaborar a construir un mundo donde todas las personas vivamos la vida que queremos vivir”.

Y se hizo el silencio.

Así es, amigos: ninguna profesión, ningún título, ningún estudio formal en mi contestación. Tras ver la cara de “¿Qué se ha fumado este tipo?” de mis acompañantes, seguí con la explicación: “Esto es a lo que me dedico, en serio, todo lo que hago gira en torno a esto.

Ahora bien, si me preguntáis cómo lo hago, entonces os diría que a través del coaching personal, de escribir libros y artículos, de presentar talleres en vivo y on-line, de impartir conferencias y de crear contenido de valor en mis plataformas de Facebook, Linkedin, IVOOX y youtube”.

“¡Ah! ¡Eres youtuber! –me espetó uno. Eso, youtuber, –pensé.

El tipo de respuesta que esperamos escuchar tras esta pregunta suele ser una profesión que, en realidad, no hace referencia a la pregunta que hacemos; las profesiones NO dan información acerca de “a qué nos dedicamos”, lo único que nos muestran es cómo lo hacemos.

Entonces, ¿la profesión solo sirve para ser cool en tu curriculum, en Linkedin y para presumir de puesto con tus amigos? Justamente. No sirve para nada más. Personalmente fui “Consultor funcional” durante varios años; luego pasé a ser “Project Manager”. Lo del puesto en inglés ya era lo más. Ahí sí que me sentía importante, tú.

Qué sueño me está entrando. 

Sigue leyendo.

pablo-30


Lo que tu profesión dice de ti


Tu profesión no explica a lo que te dedicas. Tu profesión solo proporciona pistas acerca del método que utilizas para hacer lo que haces.

Así, un profesor podría ayudar a reinsertar personas en riesgo de exclusión, mostrar a los adolescentes cómo tomar mejores decisiones en el ámbito académico,  acompañar a personas que estén estudiando unas oposiciones o mostrar a un emprendedor cómo hacer un estudio de mercado.

Diferentes fines. Mismo medio. Lo que haces a través de tu profesión es exactamente a lo que te dedicas¿Se entiende la idea? Luego tu profesión está lejos (muy lejos, lejísimos) de explicar “a lo que te dedicas”.

Y muy importante; solemos identificarnos con nuestra profesión. Por eso decimos eso de “soy esto” o “soy lo otro”. ¡Qué presión! ¿No?

Mira, eres mucho, mucho más que la profesión que ejerces. Me encuentro a muchas personas que se sienten profundamente frustradas cuando ya no pueden ejercer su profesión por el motivo que sea (edad, situación laboral, accidente, etc). Claro, es que ya no pueden ser eso que “eran” o que “son”; tiene que reciclarse y de pronto se junta la problemática del conseguir un empleo (como método de supervivencia) con el apego identitario a una profesión que ya no pueden ejercer.

Por favor, no caigas en la trampa de apegarte a tu profesión. Tu profesión es tan solo un medio. No es el fin de nada. Y mucho menos eres tu profesión.

 

super man


Luego, ¿a qué demonios te dedicas?


 ¿Para qué haces lo que haces? ¿A quién ayudas haciéndolo? ¿Qué problemas estás resolviendo?

Estas son las preguntas que tienes que responder para contestar correctamente a la pregunta de “¿A qué te dedicas?”.

Es crítico que sepas para qué haces lo que haces. ¿Por qué? Porque tal vez tu profesión actualmente sirve fantásticamente para el fin que persigues ahora, pero puede que en el futuro sea menos potente, ya no puedas ejercerla o directamente no sirva. O puede que incluso te apetezca explorar otras maneras de hacer y cambiar radicalmente de sector, pero, importante, manteniendo el fin último de “para qué” haces lo que haces.

Hay una frase que pulula por la red que se atribuye a Confucio: “Encuentra un trabajo que ames y no volverás a trabajar nunca”. En el fondo la frase no se refiere a una profesión; la frase hace referencia a lo que pretendes conseguir en el mundo a través de tu profesión (o profesiones). Es el concepto de MISIÓN vital. 

Confucio

¿Sabes? Las personas apasionadas no trabajan. Las personas apasionadas hacen lo que tienen que hacer para poner su talento y su pasión al servicio de una causa mayor a la que quieren servir. Personalmente sueño un mundo donde todas las personas vivamos la vida que queremos vivir. Esta es mi causa mayor. Esto es para lo que invierto energía y tiempo todos los días a través de mis diferentes actividades.

Solo cuando entiendes que tu profesión es solo un maquillaje, entiendes que lo importante es lo que hay debajo del mismo; entiendes que puedes variar el maquillaje para conseguir diferentes objetivos siempre relacionados con “para qué” haces lo que haces.

 

 


ELEVATOR PITCH: Contesta a estas preguntas


Tienes que componer tu elevator pitch, es decir, una frase que no te lleve más de 20 segundos donde expliques lo que puedes hacer por la otra persona con un lenguaje sencillo.

Para componer una frase en la que expliques a lo que te dedicas, te invito a contestar estas preguntas:

   -¿A quién sirves haciendo lo que haces?

   -¿Qué problema resuelves haciendo lo que haces? ¿Cuál es tu solución?

   -¿Por qué tendríamos que contratarte a ti y no a otra persona?

   -¿Qué talentos expresas haciendo lo que haces?

    

La próxima vez que te pregunten y contestes simplemente tu profesión, espero que te acuerdes de mí… ¡te estaré vigilando!